ur zikinak arazkteko k1 sistema

Sistema innovador, natural y eficaz para la depuración de aguas residuales

En Kimu Bat hemos desarrollado un sistema innovador de depuración de aguas residuales. Actualmente estamos trabajando para extender la implantación de esta red de prototipos, que ofrece una alternativa sostenible, ecológica, económica y de bajo mantenimiento en comparación con las fosas sépticas. 

HUMEDALES ARTIFICIALES

Los humedales artificiales imitan el proceso natural de depuración y sirven para limpiar las aguas de forma controlada y concentrada. Este sistema se basa en el cultivo de plantas macrofitas y, normalmente, se instala en estanques y conductos de agua de poca profundidad. Los efluentes (agua que entra al humedal) atraviesan el humedal artificial y, después, esas aguas se pueden verter o reutilizar. Durante este periodo, entre las materias orgánicas, las plantas y los microorganismos acumulados en el sustrato, se producen una varios procesos fisicoquímicos y bacteriológicos (biológicos).
 
Beneficios del humedal artificial:
  • Fáciles de limpiar 
  • Bajo mantenimiento 
  • Puede funcionar sin fuentes de energía. El paso del agua se canaliza con la fuerza gravitatoria.
  • Fácil de ampliar
  • Promueve la biodiversidad
  • No produce residuos 
 

SISTEMA K1

Existen diferentes clases de humedales artificiales, dependiendo del movimiento del agua: de flujo en la superficie, de flujo bajo tierra, de flujo vertical, de flujo horizontal, etc. 

Nosotros hemos apostado por el humedal vertical con flujo bajo tierra, ya que, teniendo en cuenta el relieve abrupto de la vertiente cantábrica, nos ofrece el ratio máximo de rendimiento de superficie. 

Aunque el agua suele normalmente recibir tratamiento antes de llegar a la zona húmeda, en el caso del sistema K1, es el humedal el que lleva a cabo el proceso completo de depuración del agua. Para ello, es necesario tener en cuenta varios parámetros en cuanto al diseño: descargas controladas; caudal del vertido controlado; dimensionamiento adecuado; filtración a través de diferentes capas, de una o dos fases; alternancia entre humedales, etc.

A día de hoy, la red de K1 la completan 4 prototipos a escala real. Uno de ellos está situado en el Garden de Kimu Bat; otro prototipo está instalado en Hernani, dentro de la finca ecológica de Karabeleko; el tercero se encuentra en el albergue de Xoxote, impulsado por el Ayuntamiento de Azpeitia; y el último está en el restaurante Otarre, impulsado por el Ayuntamiento de Azkoitia. 

A través de este sistema que evita la creación de residuos, pretendemos apostar por la sensibilización social, con la intención de impulsar una alternativa natural a las fosas sépticas. 

 

RESULTADOS DEL SISTEMA K1

Está comprobado que esta tecnología basada en las plantas ha conseguido un nivel más alto de depuración que el de las fosas sépticas. 
 
Desde que la entrada en funcionamiento de este prototipo, hemos realizado un seguimiento exhaustivo, recogiendo muestras y enviándolas a analizar al laboratorio con la intención de controlar ciertos parámetros. 
 
Las aguas que llegan a la instalación K1 suelen tener sólidos densos. Cuando el agua llega al humedal, los microorganismos que se encuentran en él logran degradar los compuestos químicos y materiales orgánicos hasta convertirlos en compuestos simples no dañinos para la salud. El agua se filtra entre las diferentes capas y por el camino pierde más partículas. Finalmente, como hemos podido ver en los resultados, el agua sale mucho más limpia; es decir, la concentración de materia orgánica y compuestos químicos se reduce considerablemente.
 
Observando los resultados obtenidos hasta ahora, hemos extraído conclusiones positivas y estamos alcanzando los resultados previstos para esta red de prototipos. Además, comprobamos que estas instalaciones se han adaptado bien al medio estéticamente y que contribuyen a la biodiversidad. 
 
Estos son los datos de rendimiento obtenidos del resultado de los análisis:
 

Compartir esta noticia