Parque de los sentidos

FICHA TÉCNICA

  • Municipio: Noain (Valle de Elorz)
  • Orientación: Suroeste
  • Inaguración: 2006
  • Altituded: 490
  • Como llegar: Noain se encuentra al sur de Iruña y lo más facil para llegar a este parque sería rodeando la capital por la autopista A-15, entrar por la primera salida hacia Noain y una vez en la entrada pasar dos rotondas y a la derecha. Se encuentra junto al ayuntamiento del municipio.
  • Cuando visitar: primavera, verano y otoño.

DESCRIPCIÓN GENERAL

El parque de los sentidos es un espacio ajardinado singular donde se aunan una lógica de gestíon del espacio según criterios ecológicos, que sirva de uso para los visitantes y además con caracter pulgativo.El Parque de los Sentidos de Noáin ocupa una superficie de 25.000 m2, donde en la entrada principal podemos encontrar la casa de Lorenea y a partir de aquí recorrer todo el parque.

Dicha superficie se zonifica en cinco partes donde la imaginación se recrea entre gustos, olores, texturas, sonidos y colores.  Estos cinco espacios  se organizan alrededor de un gran estanque circular que da paso a cinco tipologías de jardines entrelazados con cinco sentidos. Así el visitante puede encontrar:

  1. El jardín  de la vista que se relaciona con el jardín ingles.
  2. El jardín del tacto relacionado con el jardín francés.
  3. El oído que se relaciona con el jardín japonés.
  4. El olfato que se mezcla con el jardín mediterráneo.
  5. El jardín comestible relacionado con la huerta.

PUNTOS INTERESANTES DEL PARQUE

Por una parte cabe subrayar la gestión del parque, el cual  se realiza siguiendo criterios de sostenibilidad (ecológica) que desde la perspectiva de una empresa de jardinería guipuzcoana como la nuestra nos llama la atención debido al esfuerzo y la previsión que requiere una gestión de este tipo. Si esto fuera poco el parque alberga más de 30 especies de árboles, 95 de arbustos y alrededor de 70 especies de vivaces y flores de temporada lo que asociado a la fauna silvestre que se va instalando en él lo convierten en el espacio de gran persidad.

Por otra parte resulta interesante el jardín comestible y la gestión de la misma ya que se trata de una huerta ecológica bien ordena, delimitada y con singularidades en cuento a su gestión. Por ejemplo existen una serie de semáforos que posibilitan al que quiera recolectar sus hortalizas y despues pagar en la entrada.

Por último otro punto fuerte de este parque es la labor pulgativa que realizan desde la casa Lorenea que se encuentra en la entrada y donde se desarrollan toda clase de cursos relacionados con la sostenibilidad que aprovechan todas las posibilidades que ofrece un parque de estas características.

Compartir esta noticia